//Las cementeras de Castilla La Mancha han invertido 52,6 millones de euros en mejoras medioambientales

Las cementeras de Castilla La Mancha han invertido 52,6 millones de euros en mejoras medioambientales

Los fabricantes de cemento se reúnen mañana con el vicepresidente 2º de de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, Emiliano García-Page, con motivo de la celebración en Toledo de la Asamblea General y de la junta mensual de la Agrupación de Fabricantes de Cemento de España, Oficemen. Esta provincia aglutina la totalidad de las fábricas de cemento de la comunidad. Concretamente operan Cemex, Holcim y Lafarge, tres multinacionales del sector que cuentan con fábricas en Yepes, Yeles y Villaluenga de la Sagra, respectivamente.

El sector cementero en Castilla La Mancha sigue creciendo a buen ritmo debido a la positiva evolución de la actividad constructora. La producción de cemento en la región asciende a 4,6 millones de toneladas, lo que posiciona a Castilla la Mancha como la cuarta comunidad productora a nivel nacional, por detrás de Andalucía, con 10,2 millones de toneladas, Cataluña, con 9 millones de toneladas y la Comunidad Valenciana con 6,9 millones de toneladas.

El sector cementero, que emplea a cerca de un millar de trabajadores, es un gran dinamizador de la economía castellano manchega ya que produce el 8,5% del total nacional y exporta más del 60% de su producción a otras comunidades autónomas, lo que la sitúa como primera comunidad exportadora de cemento de España.

Compromiso medioambiental

El cementero, es un sector comprometido con el desarrollo sostenible y pionero en la implantación de mejoras ambientales. Prueba de ello es el convenio firmado en 2003 entre los sindicatos y las cementeras de Castilla La Mancha para avanzar en el desarrollo sostenible de la industria, haciendo compatible la competitividad del sector con el respeto al medio ambiente y el desarrollo social y económico del entorno de las fábricas. Esto se traduce en una inversión medioambiental de 52,6 millones de euros en los últimos cinco años en las tres fábricas de Toledo. Además, las empresas que operan en la zona han desarrollado diferentes proyectos medioambientales.

Cemex ha apostado por la recuperación de canteras de Yepes (Toledo) con viñedo, con el fin de dejar en la zona de extracción de caliza las mismas o similares condiciones que existían antes de que el área fuese explotada, actividad compatible con el hábitat natural y con las prácticas agrícolas de la región. Este proyecto ha supuesto la plantación de 92.000 cepas de uva en 26 hectáreas de los antiguos terrenos de cantera desde 2003 a 2005. El pasado mes de septiembre terminó la vendimia y la producción aumentó un 40% respecto al año anterior.

En el grupo de origen suizo, Holcim se ha llevado a cabo una amplia rehabilitación de la cantera con una extensión de más de 7 hectáreas. En la propia fábrica, durante 2005 y 2006, se ha llevado a cabo un proceso de modernización y mejora, habiendo sido considerados como prioritarios las actuaciones medioambientales tales como la instalación de filtros de mangas en los dos hornos para el control de polvo en suspensión o la instalación de equipos de reducción de NOx, entre otros. Todo este esfuerzo se ha visto reflejado con la obtención de la certificación medioambiental ISO 14001 por parte de la fábrica.

Por su parte, Lafarge, que cuenta con una fábrica en la localidad de Villaluenga de la Sagra, ha elaborado un plan de de reforestación para sus canteras, en Yepes y Ciruelos, que cuentan con una extensión de más de 250 hectáreas. Esta actividad forma parte del plan 2005-2007 para la restauración ecológica de la cantera, cuyo objetivo es restaurar el espacio afectado por la actividad de extracción, apoyándose en criterios científicos que permitan la recuperación del habitat original y la potenciación de la biodiversidad. El uso final del terreno restaurado estará destinado al disfrute de los vecinos de la zona, al convertirse en un espacio natural.

2017-06-19T08:39:34+02:00